• Ito Bisonó: Los invito a leer mi columna de opinión de este martes en @ElCaribeRD | El fantasma del siglo XX

    Durante los últimos años, el mundo del entretenimiento ha visto una nueva época de oro de la televisión a través de series que capturan la imaginación de la audiencia a niveles poco antes vistos. Una de estas series muy exitosas y que debo confesar disfruto mucho es “Mad Men”, creada por Matthew Weiner y protagonizada por Jon Ham junto a Elisabeth Moss. La misma se enfoca en una agencia de publicidad en los años 50, lo cual le permite abordar muchos otros temas desde la perspectiva del siglo XX, inspirando nostalgia en buena parte de los televidentes. Y es que en realidad, ese siglo pasado, a pesar de todos sus problemas, trajo muchos avances. Dicha serie llegó a su final en el año 2015 tras siete excelentes temporadas. Sin embargo, el que no parece haber llegado a su fin es el propio siglo XX en la República Dominicana a juzgar por algunos de quienes aspiran a asumir o quedarse en el poder.

    De la misma manera que buena parte de la sociedad, cuando veo encabezados de noticias, publicidad en línea o en las calles, no puedo evitar pensar que estamos viendo un país que ya fue. Ya sean ex Presidentes, ministros o candidatos eternos, estamos viendo personas que ya tuvieron su oportunidad y los resultados están ahí. Sería mezquino decir que todo fue malo, pero lo cierto es que a pesar de todas las posibilidades de la República Dominicana, seguimos siendo un país que no ha alcanzado los niveles mínimos de desarrollo, seguimos con un sistema deficiente de educación y somos hoy más inseguros que ayer.

    Hay frases que se vuelven cliché por lo mucho que se repiten, pero no por eso pierden su valor inicial. Tal es el caso de aquella que se le atribuye a Albert Einstein sobre que la definición de locura es intentar lo mismo y esperar resultados diferentes. Con lo mismo no se cambia y al país que ya fue, debemos transformarlo en el país que podemos y debemos ser. Uno donde impere el orden, trabajo y prosperidad que tenemos a nuestro alcance.

    Los desafíos del presente no podemos enfrentarlos con una mentalidad del pasado. Para lograr esto, de la misma manera en que las series eventualmente llegan a su fin, es hora de que se acabe el siglo XX y entremos de lleno a un siglo XXI con mayor igualdad de oportunidades para todos los ciudadanos.

     

    https://www.elcaribe.com.do/2018/09/04/opiniones/el-fantasma-del-siglo-xx/

Comments are closed.