Gobierno propicia competencia desleal a industria nacional

Cuestiona facilidades importación tuberías

SANTO DOMINGO, (13 de agosto de 2009)…- El Diputado del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), Víctor –Ito- Bisonó, cuestión al Gobierno por otorgar a la empresa brasileña Odebrecht facilidades para la importación de tuberías PVC que serian utilizadas en la construcción del acueducto de la provincia Samaná, aduciendo que con esa decisión se propicia la competencia desleal y las autoridades actúan en desmedro de la industria nacional.

Sostuvo que ante la actual coyuntura económica por la que a traviesa el país el Gobierno del presidente Leonel Fernández, debería aplicar acciones y programas de incentivo al sector productivo.

Ito Bisonó favoreció que se firmen acuerdos con organismos y empresas internacionales para la ejecución de proyectos de desarrollo en la República Dominicana, pero afirma que esas negociaciones no pueden ir en perjuicio de productos ni de las industrias en el país.

“El país no puede apadrinar ese tipo de negociación porque es una institución del Estado que la está haciendo, no es un empresario que está importando. Es el Estado el que está compitiendo y eso pone en peligro de quiebra a nuestras empresas”, explicó el legislador.

Ito Bisonó manifestó que la medida crea las condiciones para desincentivar la generación de empleos “uno de los principales problemas que afecta la República Dominicana en la actualidad”.

“La decisión no sólo afectará las empresas sino también la mano de obra del trabajador dominicano porque el Gobierno, además de que tomar un préstamo, está penalizando a la industria nacional y la mano de obra del trabajador dominicanos que son los que van a producir los recursos para honrar esos compromisos. No podemos buscar préstamos extranjeros para penalizar la producción nacional”, dijo.

Indicó que las autoridades deben dar una explicación al respecto y ponderar el llamado hecho por representantes de empresas industriales para que revisen la decisión.

El legislador afirmó que en el país existen las condiciones para suplir los materiales que necesita, no sólo, un proyecto como el sistema de agua de Samaná, sino también otros de mayor dimensión con precios competitivos e igual calidad.