Capp realiza foro Las Relaciones Domínico-Haitianas

El Centro de Análisis para Políticas Públicas (Capp), realizó  el foro “Las Relaciones Domínico-Haitianas: Propuestas para una Política Pública de Estado”, el evento contó con la participación de destacados expertos y autoridades en la materia que analizaron la situación de las relaciones dominicanas con la vecina nación haitiana desde una perspectiva histórica, social, política, cultural y económica, al tiempo que dieron a conocer propuestas de acciones públicas que se deberían tomar para mejorar dichas relaciones.

Los participantes en el foro fueron el Dr. José del Castillo Pichardo, Sociólogo con un post-grado sobre relaciones internacionales, migraciones internacionales e historia económica,  el doctor en filosofía y antropología social  Fernando Ferran Buru, coordinador residente del proyecto de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud), en la sede de las Naciones Unidas de la República Dominicana; y el doctor en derecho Leonardo Matos Berrido presidente de la Sociedad Patriótica Amigos de la República y el licenciado Víctor Bisonó Haza, presidnete del Capp.

Exponencia del presidente del Capp licenciado Víctor (Ito)Bisonó Haza

Agradezco al Arq. Miguel Fiallo, Rector de esta Universidad Pedro Henríquez Ureña (UNPHU), por el apoyo prestado para realizar esta actividad. De igual manera, agradezco a los señores José Del Castillo, Fernando Ferrán y Leonardo Matos Berrido, quienes muy gustosamente nos han permitido tener el honor de tratar el tema que nos convoca, y permítanme felicitar por la coordinación a Enmanuel Alcántara y Jatzel Román, por lograr la importante participación de cada uno de ustedes.

Para abrir esta sesión, quiero hacer un muy breve resumen del contexto en que nos estamos juntando.

El Centro de Análisis para Políticas Públicas (Capp), institución la cual me honra presidir, es una entidad nacional que tiene como objetivo servir de plataforma e incentivo a estudios y ensayos en todos los ámbitos del saber. Es un multiplicador de las ciencias y la educación, pero además es un ente para el rescate de principios y valores éticos-morales, la representatividad y la defensa de la colectividad, promoción de trabajos comunitarios, y el empoderamiento de dominicanos y extranjeros de un desarrollo integral, humano, social y económico sostenido, procurando una mejor calidad de vida de todos los ciudadanos.

Como parte de nuestra misión, buscamos crear conciencia de la necesidad de participar en esta sociedad que avanza vertiginosamente hacia un paradigma social de un mundo global, competitivo y tecnológico.

En ese sentido hoy tenemos esta actividad con el tema de “Las Relaciones Domínico-Haitianas: Propuestas para una Política Pública de Estado“.

“La geografía nos ha hecho vecinos. La historia nos ha hecho amigos. La economía nos ha hecho socios y la necesidad nos ha hecho aliados. Entaquellos que la naturaleza une, no permitid que ningún hombre se interponga. Lo que nos une es mucho mayor a lo que nos divide.”

Estas palabras fueron pronunciadas en 1961 por John F. Kennedy con relación a Estados Unidos y Canadá. Considero que las mismas pueden usarse para hablar de República Dominicana y Haití. Nuestra relación es un matrimonio por la iglesia que no puede ser disuelto. Es preciso entonces el educar a nuestra población sobre estas relaciones dominico-haitianasEn ambos lados de la frontera durante mucho tiempo ha imperado la tergiversación y esto ha creado grandes resentimientos que no tienen razón de ser entre pueblos tan conectados como lo son el dominicano y el haitiano.

Innumerables son las conflictos que desde hace años se han desatado con hechos históricos entre ambas naciones. Considero que el pasado debemos usarlo para prender de él, pero es hora de que definamos acciones que nos permitan a todos desarrollarnos y crecer.

En nuestro país vemos como desde el Internet en sus computadoras o celulares, las nuevas generaciones se informan constantemente sobre diversos temas pero hay uno que tristemente no ha levantado el interés que debería. Las relaciones dominico-haitianas.
El tema de esta relación de países, es uno muy profundo que merece estudio cuidadoso.
Llama la atención que aún en esta época, si alguien sugiere que medidas deben tomarse para que no haya abusos contra los nacionales haitianos viviendo en el país, todavía esta el eco de su voz en al aire cuando lo están tildando de haitianofilo.

Igualmente si otra persona se le ocurriera decir que la República Dominicana no puede cargar sola con esta situación, seguido aparece en la lista de “ultra-nacionalistas” y “xenófobos”.

Lo que queremos promover esta tarde es una discusión sobre esta unión eterna. Dejar afuera las pasiones y entender el pasado para poder actuar con mejor sapiencia en el presente.

Hay todo un mundo que explorar y entender en cuanto a la relación con nuestro vecino. Muchas son las propuestas que han fallado precisamente por desconocer aspectos fundamentales.
Es algo que no podemos ignorar y el Centro de Análisis para Políticas Públicas busca promover propuestas para el desarrollo de una política de Estado con respeto pero también con identidad.Paso pues la palabra a quienes esta noche nos enriquecerá y abundarán sobre el tema.